01 Mar El robot que te devuelve el pelo

PELO._xoptimizadax--490x578

El robot Artas permite extraer cuatro veces más cabellos y con menos de la mitad de la tasa de rotura habitual

Si es usted hombre y natural de Castilla y León, sepa que tiene casi un 100% de probabilidades de quedarse calvo a lo largo de su vida. Si es mujer, puede que esté incluida en el 33% de la población femenina regional que padecerá alopecia. Una posibilidad elevada, desde luego. Tanto, que supera en ambos casos a la media nacional, que se sitúa en el 89% en el caso de ellos y en el 16% en el de ellas. Los datos los extrae el doctor Eduardo Núñez de un test genético realizado en Castilla y León. No solo es que la región esté por encima de la media. Es que según los autores del estudio «los castellanos y leoneses son los más propensos a padecer pérdidas de cabello».

La técnica usada para resolver este problema ha ido cambiando a lo largo de los años. «Antaño se cogía una tira de la región posterior, se dejaba al paciente una cicatriz de unos treinta centímetros que podía originar algunas secuelas y se iban extrayendo los pelos de esa tira. Era un proceso manual y con los errores propios de un ser humano, porque por muy adiestrado que estuvieras, muchos pelos resultaban dañados. Obtenías un determinado número de unidades foliculares, que no eran grandes cantidades, y el problema era que con unas cantidades pequeñas se querían cubrir superficies muy extensas y el resultado podía ser insatisfactorio».

Pero esa técnica evolucionó, afortunadamente. «Se comenzó a realizar una extracción folículo a folículo manualmente. Es un proceso lento y en las mejores manos se conseguían extraer 250 unidades por hora, se seccionaban el 20% de ellas porque el pelo tiene un ángulo de salida y si no te ajustas perfectamente, acabas por cortarlo. La ventaja era que no originaba secuelas cicatriciales, solo un punteado muy disimulable al poco tiempo. Y todo el proceso era un poco a ojo».

Y es en ese momento, que todavía sigue vigente, en el que entra el robot del Hospital Campo Grande. «Ingenieros de montaje de vehículos y cirujanos americanos desarrollaron un robot que mecaniza todo este proceso, que ha pasado de ser una artesanía a ser mucho más preciso y mecanizado. El robot trabaja en un cuadrante y te dice exactamente lo que tienes, ochenta unidades foliculares por centímetro cuadrado, por ejemplo. Y yo sé que debo dejar en torno a cincuenta para que no se note que he extraído. Sé que el grosor del pelo es este, que tiene determinado ángulo, y el robot ataca con un margen de seguridad en ese ángulo. Así se consigue extraer mil unidades a la hora y el nivel de rotura es de un 8%».

Un avance que implica, además, varias ventajas más. Como por ejemplo, la reducción de los plazos de la operación. «Nos permite extraer más unidades, de mejor calidad y ofrecer injertos capilares de mejor calidad, porque una vez extraído el pelo tiene un tiempo de vida fuera del organismo. Un injerto medio está entre 1.500-2.000 unidades foliculares y ronda las dos horas y media o tres de extracción y dos horas más de implantación, con un periodo de descanso entre medias para el paciente».

Artículo Original

Para más información visite nuestra página de producto

 

Sobre IMEX

Con más de 20 años de trayectoria profesional, IMEX es Your Medical Partner. Un Partner tiene el objetivo de velar por los intereses de sus colaboradores. Es un ojeador, un asesor, un entrenador, un compañero. La confianza y la fidelidad son sus principales valores.

IMEX es el distribuidor de oftalmología más importante en España y Portugal, con áreas de diversificación de negocio en Cardiología, Urología, Uroginecología, Estética e Ingeniería Hospitalaria. En la actualidad, IMEX se encuentra inmerso en un importante proceso de internacionalización en productos de alta tecnología.

IMEX, Your Medical Partner.

 Contacto:

comunicacion@imex.es

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.